Actualizaciónes de IFC sobre el Plan de Acción Ambiental y Social de la Corporación Dinant

English Version

 

Información actualizada sobre Dinant, octubre de 2017

 

En esta nota se actualiza la información publicada anteriormente sobre la implementación del Plan de Acción Reforzado, vinculado con la inversión que realizó la Corporación Financiera Internacional (IFC) en la Corporación Dinant en 2009. En abril de 2017, Dinant había ya reembolsado la totalidad del saldo pendiente del préstamo otorgado por IFC, y dicha entidad no tiene ninguna otra relación contractual con la empresa.

A la fecha del reembolso del préstamo, Dinant había logrado cumplir con las Normas de Desempeño de IFC en todos los aspectos significativos. Asimismo, se han adoptado medidas adicionales facilitadas por IFC para abordar cuestiones de carácter más sistémico en el Bajo Aguán. Dichas medidas han recibido el respaldo de numerosas partes interesadas, incluidos diversos representantes de la sociedad civil, comunidades locales, el Gobierno de Honduras y Dinant.

A pesar de los avances logrados por la empresa (en particular en la aplicación de protocolos para las fuerzas de seguridad encuadrados en los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos), el contexto de la zona del Bajo Aguán en la que desarrolla sus actividades continúa atravesado por actos delictivos y muertes trágicas. Esto se refleja en los asesinatos de José Ángel Flores, líder del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA), ocurrido en 2016, y de dos guardias de seguridad de Dinant desarmados, en agosto de 2017. La violencia continua pone de relieve la necesidad de que todas las partes interesadas del Bajo Aguán demuestren el mismo grado de compromiso respecto de la meta de reducir los conflictos y participar en un proceso de diálogo que permita abordar las cuestiones estructurales vinculadas con el derecho a la tierra, el respeto por el estado de derecho y el desarrollo inclusivo.

 

Implementación de mejoras ambientales y sociales clave por parte de Dinant

Dinant ha puesto en práctica con éxito las medidas que le correspondían según lo establecido en el Plan de Acción Reforzado de abril de 2014 y en su Plan de Acción Ambiental y Social original. En la versión actualizada del Plan de Acción se detalla la situación de cada componente de este plan y los avances respectivos. A continuación, se analizan en mayor detalle algunos de los puntos más importantes de dicho plan.

El más relevante es el avance logrado por Dinant en la modernización y profesionalización de su enfoque respecto de las actividades de seguridad. La empresa ha adoptado los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos (es la primera compañía de Honduras que lo hace) y en la actualidad cumple con los requisitos de la Norma de Desempeño 4 de IFC. Cabe destacar que Dinant ha ampliado su programa de aplicación de los Principios Voluntarios más allá de sus actividades agroindustriales para abarcar todas las operaciones que lleva adelante en el país.

También ha puesto en marcha y finalizado evaluaciones de riesgos para todos sus establecimientos y ha redactado los planes de gestión correspondientes. En dichas evaluaciones se analizaron dificultades y desafíos que enfrenta cada establecimiento, los cuales se tomaron en cuenta para formular planes de gestión dirigidos a abordar riesgos ambientales, sociales y de seguridad.

Todo el personal de seguridad de Dinant (tanto el de la propia empresa como los guardias contratados) ha recibido capacitación sobre técnicas que se ajustan a la Norma de Desempeño 4 y a los Principios Voluntarios, entre las que se incluyen la evaluación de riesgos, formas de evitar conflictos y normas para que el uso de la fuerza resulte proporcionado con la índole y la gravedad del riesgo cuando se enfrentan situaciones potencialmente violentas. Asimismo, Dinant adoptó de manera unilateral la decisión de desarmar a los guardias de seguridad que tiene apostados en todas las plantaciones, plantas extractoras y fábricas, tal como comprobó Foley Hoag. Esto ha contribuido a mejorar significativamente las relaciones con las comunidades locales y a reducir las tensiones.

Con la ayuda del Consensus Building Institute (CBI) y de otras empresas consultoras contratadas por IFC en el marco del Plan de Acción Reforzado, Dinant implementó su programa de interacción con la comunidad y mecanismos de reclamación en todas sus operaciones. A través del mecanismo de reclamación correspondiente a la región del Bajo Aguán, donde se sitúan las plantaciones de la empresa, se está trabajando con más de 20 comunidades. El CBI también brindó asesoría y organizó actividades de fortalecimiento de la capacidad y diversas capacitaciones para los equipos encargados de las cuestiones sociales de todos los establecimientos operativos de Dinant en Honduras. Estos equipos profesionales ahora están compuestos en total por cinco oficiales de enlace con la comunidad, un gerente de responsabilidad social corporativa y un gerente de cuestiones sociales dentro de la empresa que responde a la gerencia superior.

Se logró un hito importante para Dinant y la comunidad de Panamá con las dos reuniones celebradas a comienzos de febrero y fines de marzo de 2016, en las que se analizó el programa de interacción con la comunidad, así como las inquietudes y reclamaciones de sus miembros. Si bien algunos representantes de las organizaciones de la sociedad civil locales continúan expresando su preocupación por cuestiones referidas a las operaciones y la seguridad, Dinant se ha comprometido a abordar estas inquietudes de forma permanente, según los procedimientos de sus mecanismos de reclamación.

 

Investigación sobre incidentes de seguridad pasados 

El único punto pendiente (y significativo) del Plan de Acción Reforzado es la investigación de supuestos incidentes anteriores en los que participaron guardias de seguridad de Dinant.

El estudio jurídico Foley Hoag ha estado examinando el enfoque de la empresa respecto de la presentación de informes y el tratamiento de incidentes pasados en los que estuvieron involucradas sus fuerzas de seguridad. Si bien esta revisión aún no ha concluido, como se explica más adelante, en ella se indica que los procedimientos aplicados anteriormente (en el período 2010‑12) no se correspondían con las exigencias de la Norma de Desempeño 4 de IFC ni con los nuevos protocolos encuadrados en los Principios Voluntarios que Dinant aplica en la actualidad y que están incorporados en el nuevo sistema de gestión de seguridad de la empresa.

Este trabajo se ha demorado por diversos motivos, entre ellos, la voluntad de respetar la integridad de la investigación que lleva adelante el Gobierno sobre los delitos cometidos en el pasado en el Valle del Aguán (y que se plasma en la labor investigativa de la Unidad de Muertes Violentas del Bajo Aguán [UMVIBA]); las dificultades prácticas que surgen para identificar las fuentes de información en vista del tiempo transcurrido desde los hechos; el recambio del 100 % del personal de seguridad de Dinant, y los desafíos que entrañan los nexos entre los delitos pasados y el narcotráfico.

Esta investigación está a cargo de terceros calificados, sujetos a la supervisión de Foley Hoag, quien deberá presentar ante IFC el informe correspondiente con las principales conclusiones y observaciones.

 

Relevamiento de conflictos y diálogos para resolver cuestiones estructurales

Como parte del compromiso asumido en el marco del Plan de Acción Reforzado, IFC solicitó al CBI que realizara un relevamiento a fin de recabar las opiniones de los actores pertinentes respecto de las causas subyacentes de los conflictos en el Bajo Aguán. El objetivo de este ejercicio era encontrar un posible proceso de diálogo para resolver estas disputas.

Luego de un amplio diálogo con las partes interesadas que se extendió durante dos años, el CBI elaboró un documento titulado Road Map: Moving Forward in the Bajo Aguan: Key Issues Analysis & Process Design Recommendations (for Regional Dispute Resolution) (Hoja de ruta: Cómo avanzar en el Bajo Aguán: Análisis de cuestiones clave y recomendaciones para el diseño del proceso [para la resolución de las disputas regionales]), que se publicó en agosto de 2015. En dicho documento se reflejan las opiniones de las partes interesadas, quienes consideran que los siguientes temas están interrelacionados: la necesidad de lograr un desarrollo socioeconómico inclusivo en el Valle del Aguán, la propiedad de la tierra y la emisión de los títulos respectivos, la falta de acatamiento del estado de derecho, las fallas de los procesos de investigación penal sobre los asesinatos pasados y otras violaciones de los derechos humanos.

Durante todo el proceso de elaboración de este documento y hasta fines de marzo de 2017, IFC y el CBI continuaron trabajando con diversas partes interesadas, entre las que se incluyeron comunidades locales, organizaciones campesinas, organizaciones no gubernamentales locales e internacionales, donantes, Dinant y el Gobierno de Honduras, como parte de un esfuerzo sostenido por entablar y mantener el diálogo sobre los temas identificados en la hoja de ruta.

Lamentablemente, los avances en cuanto al inicio real del proceso de diálogo han sido lentos, por motivos que escapan al control y al ámbito de influencia de IFC y CBI, y entre los que figura la renuencia de diversas partes interesadas externas influyentes a abandonar posturas de larga data arraigadas en convicciones políticas e ideológicas para adoptar una mentalidad más orientada a la solución de problemas.

No obstante, los caminos para el diálogo señalados en la hoja de ruta siguen vigentes, y el Gobierno de Honduras ha indicado que aún tiene la intención de avanzar con un proceso participativo. Esto podría ofrecer una vía para reducir las tensiones estructurales en el Bajo Aguán y, posiblemente, también en otros sitios del país.

volver al inicio

 

Información actualizada sobre Dinant, abril de 2016

 

Sobre la base de la información ya publicada, quisiéramos comunicar las novedades sobre la implementación del Plan de Acción Reforzado, pertinente para la inversión de la Corporación Financiera Internacional (IFC) en Dinant.

 

Avances respecto de la hoja de ruta:

Destacamos especialmente el fuerte apoyo brindado por el Gobierno de Honduras para avanzar con el proceso de diálogo con el que se busca abordar las fuentes clave del conflicto en la zona del Bajo Aguán. Este proceso de diálogo se encuadra en lo establecido en el documento preliminar titulado Road Map: Moving Forward in the Bajo Aguan: Key Issues Analysis & Process Design Recommendations (for Regional Dispute Resolution) (Hoja de ruta. Avanzar en el Bajo Aguán: Análisis de cuestiones clave y recomendaciones para el diseño del proceso [para la resolución de las disputas regionales]) (publicado inicialmente en agosto de 2015 y mencionado en este informe como "hoja de ruta"). Dicho documento fue redactado por Consensus Building Institute (CBI) luego de un amplio proceso de diálogo con las partes interesadas que se extendió durante muchos meses entre 2014 y 2016.

Desde entonces, CBI ha continuado su interacción con varias partes interesadas, incluyendo comunidades locales, organizaciones dirigidas por campesinos, Dinant, el Gobierno, y las ONGs locales e internacionales (Oxfam, Plataforma, Troicaire, Diakonia, etc.), con el objeto de llegar a un entendimiento y compromiso común sobre el proceso participativo de la Hoja de Ruta. Las partes interesadas han dejado claro que ven el desarrollo socioeconómico inclusivo del Aguan, la propiedad y titulación de tierras y sus conflictos asociados, la impunidad y la falta de estado de derecho, y los procesos defectuosos de investigación criminal como aspectos interrelacionados. Para abordar estos desafíos y lograr soluciones duraderas será necesario reconocer estos vínculos.

Como clara demostración de los avances logrados respecto de la hoja de ruta cabe mencionar los encuentros celebrados recientemente entre el Grupo Banco Mundial y varios ministros hondureños para estructurar su enfoque respecto del proceso de diálogo que se iniciará. Asimismo, en marzo de 2016 se organizó un taller para funcionarios gubernamentales titulado "Negociar para Beneficio Mutuo en Situaciones de Conflictos Graves, con Aplicación al Contexto del Bajo Aguán". Este taller, en el que CBI actuó como facilitador, fue organizado en asociación con el Programa de Negociación de la Universidad de Harvard y el Instituto de Tecnología de Massachusetts. Se ofreció asimismo un taller similar específicamente adaptado para las partes interesadas de la sociedad civil, incluidas las organizaciones de la sociedad civil, ONG, miembros de las organizaciones de campesinos y comunidades locales en los meses siguientes para fortalecer la capacidad de dichos actores antes de iniciar el trabajo sobre temas específicos.

Se seguirá mejorando la hoja de ruta con el apoyo y las contribuciones de todas las partes interesadas en el proceso. Próximamente se publicará en este mismo sitio una versión actualizada de dicha hoja de ruta que refleje las últimas modificaciones.

 

Implementación del plan de Dinant:

Dinant ha completado con éxito la mayoría de las medidas estipuladas en la versión preliminar del Plan de Acción Reforzado, de abril de 2014. En la versión actualizada del Plan de Acción se detalla la situación de cada componente de este plan y los avances respectivos.

Asimismo, Dinant ha continuado realizando avances significativos en la modernización y profesionalización de su enfoque respecto de las actividades de seguridad. Ha dado pruebas de su compromiso de implementar los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos y cumplir con los requisitos de la Norma de Desempeño 4 de IFC. Estas dos normativas han constituido la estrategia rectora durante un año de transiciones en la función de seguridad de la empresa. Otro de los logros notables alcanzados en 2015 radica en que la empresa ha ampliado el Programa de Aplicación de los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos más allá de sus operaciones agroindustriales, y ha incorporado todos los componentes restantes de Dinant Honduras, incluida la División de Ventas y Distribución.

Hacia fines de 2015, Dinant había realizado evaluaciones de riesgos de todos sus establecimientos y funciones. En ellas se analizó toda la gama de cuestiones y desafíos que enfrenta cada establecimiento y se formularon planes de gestión eficaces para abordar todos los riesgos ambientales, sociales y de seguridad. Todo el personal de seguridad de Dinant (el 100 % del personal propio y subcontratado) ha recibido capacitación sobre los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos, evaluación de amenazas, formas de evitar conflictos, normas sobre el uso de la fuerza y técnicas para minimizar la cantidad de fuerza necesaria para repeler un ataque violento. Dinant ha continuado con su iniciativa sin precedentes de eliminar unilateralmente todas las armas de los guardias de seguridad de todas las plantaciones, molinos de extracción y fábricas que tiene en Honduras.

Asimismo, sigue trabajando con una consultora especializada en seguridad y con Foley Hoag (la consultora contratada por IFC para brindar asesoramiento sobre seguridad y derechos humanos), con el fin de mejorar su plan de gestión de la seguridad.

La empresa trabajó en estrecha colaboración con CBI para poner en marcha un programa de interacción con la comunidad y un mecanismo de reclamación en las cuatro comunidades más cercanas a la planta del Bajo Aguán. CBI también asesoró y brindó capacitación a los equipos encargados de las cuestiones sociales de todos los establecimientos operativos de Dinant en Honduras, para quienes organizó actividades de fortalecimiento de la capacidad. Se logró un hito importante para Dinant y la comunidad de Panamá con las dos reuniones celebradas a comienzos de febrero y fines de marzo, en las que se analizó el programa de interacción con la comunidad y sus inquietudes o reclamaciones.

La perspectiva de los que participaron en estos encuentros ha sido hasta el momento positiva, y las reuniones representan una línea de comunicación nueva y más formalizada con una comunidad que ha desempeñado un papel central en los conflictos pasados. Es también importante señalar que el movimiento campesino continúa expresando fuertes preocupaciones respecto de cuestiones operativas y de seguridad, y que Dinant se ha comprometido a abordar de manera activa estas y todas las inquietudes a través de su mecanismo de reclamación.

Paralelamente, la consultora Foley Hoag, contratada por IFC para brindar asesoramiento sobre seguridad, ha estado examinando el enfoque de la empresa respecto de la presentación de informes y el tratamiento de incidentes pasados en los que estuvieron involucradas sus fuerzas de seguridad. Si bien esta revisión aún no ha concluido, en ella se reconoce que los procedimientos aplicados anteriormente (en el período 2010‑12) no se correspondían con las exigencias de la Norma de Desempeño 4 de IFC ni con los nuevos protocolos que Dinant aplica en la actualidad. Los protocolos y los procedimientos modificados están ya incluidos en el nuevo sistema de gestión de la seguridad de la empresa.

Por último, se continúa trabajando para definir el enfoque que se utilizará en una nueva investigación sobre las conductas pasadas de los guardias de seguridad de Dinant, que debe ser creíble para los actores externos y a la vez cumplir el propósito previsto de la Norma de Desempeño 4 y del compromiso que se refleja en el Plan de Acción Reforzado. Sobre la base de los comentarios formulados por los expertos y otros actores interesados, se han determinado las dificultades más significativas para definir dicho enfoque, a saber: proteger la integridad y la soberanía de la investigación que lleva adelante el Gobierno respecto de los delitos cometidos en el pasado en el Bajo Aguán; las dificultades prácticas para identificar a los testigos en vista del tiempo que ha transcurrido desde los hechos; el recambio de casi el 100 % del personal de seguridad de Dinant, y las complicaciones para la atribución de responsabilidades derivadas de los nexos entre los delitos pasados y el narcotráfico.

Continuaremos informando sobre los avances en todas las tareas pendientes del Plan de Acción Reforzado, así como sobre los progresos en la implementación de la hoja de ruta.

volver al inicio

 

Documento titulado Moving Forward in the Bajo Aguan: CBI Analysis & DRAFT Process (Lograr avances en el Bajo Aguán: Análisis de CBI y versión preliminar del proceso), de abril de 2016.

 

La consultora independiente Consensus Building Institute (CBI), entidad sin fines de lucro contratada por IFC, trabaja con el Gobierno de Honduras y con otras partes interesadas para perfeccionar la versión preliminar de la hoja de ruta con el fin de diseñar enfoques para la participación de los actores interesados y determinar las posibilidades para la resolución de conflictos en la región del Aguán, en Honduras. Las opiniones y sugerencias que allí se incluyen se basan en las actividades de interacción con las partes interesadas, inclusivas y de amplio alcance, que ha llevado adelante CBI hasta la fecha. El Grupo Banco Mundial, una de las partes interesadas de este proceso, considera que la hoja de ruta ofrece una serie de opciones creíbles, integradas y constructivas para avanzar en el tratamiento de las fuentes de conflicto en el Valle del Aguán en Honduras.

El Gobierno de Honduras ha asumido el compromiso de implementar la hoja de ruta, siempre que reciba ayuda de los donantes para fortalecer su capacidad y hacer frente a ciertas consecuencias presupuestarias y en materia de recursos. El Grupo Banco Mundial agradece a CBI y a los actores que han participado hasta la fecha en este proceso, por su constante colaboración y contribución. La entidad seguirá involucrada en este proceso para asegurarse de que se avance en la implementación de la hoja de ruta en los próximos meses.

volver al inicio

 

Versión actualizada del Plan de Acción Reforzado de Dinant (Borrador para consulta) - octubre de 2015

 

Sobre la base de las actualizaciones anteriores, quisiéramos presentar una evaluación de los avances logrados hasta la fecha respecto del Plan de Acción Reforzado de Dinant.

El Consensus Building Institute (CBI) continúa trabajando en la versión preliminar de la hoja de ruta publicada en agosto de 2015. Durante los últimos meses, el CBI ha consultado a diversas partes interesadas, como las comunidades locales, organizaciones campesinas, Dinant, el Gobierno y organizaciones no gubernamentales (ONG) locales e internacionales (Oxfam, Plataforma, Troicaire, Diakonia, etc.), para elaborar la hoja de ruta, y considera que dicho documento presenta un conjunto creíble de opciones para avanzar en los temas más importantes que han sido motivo de conflictos en el Bajo Aguán en el pasado.

Como parte del proceso de elaboración de la hoja de ruta, el Grupo Banco Mundial ha brindado apoyo al Gobierno de Honduras para identificar los posibles aspectos socioeconómicos en los que se debe centrar la atención en el Bajo Aguán, y le ha suministrado asesoramiento técnico sobre cómo realizar un análisis de la situación de la tenencia de la tierra en esa zona. El Gobierno de Honduras ha manifestado su respaldo a la hoja de ruta y está evaluando cómo avanzar en su implementación, analizando los aspectos en los que hace falta fortalecer la capacidad institucional y las consecuencias para el presupuesto y los recursos. La comunidad internacional de donantes también ha brindado su apoyo a la hoja de ruta, y su participación puede ser fundamental para implementar ciertos programas que permitirán abordar problemas estructurales urgentes y complejos en el Bajo Aguán.

Dinant continúa avanzando notablemente en la implementación de su Plan de Acción Reforzado, de abril de 2014. En el cuadro del documento adjunto, que contiene el borrador de consulta de la versión actualizada de dicho plan, se detalla el estado en el que se encuentra cada componente. En términos generales, Dinant continúa tomando decisiones fundamentadas respecto de los riesgos y aborda el uso y la capacidad de su personal de seguridad mediante políticas, procedimientos y capacitación. Asimismo, sigue trabajando con su consultor experto en seguridad y con Foley Hoag (la consultora contratada por IFC para brindar asesoramiento sobre seguridad y derechos humanos), con el fin de mejorar su plan de gestión de la seguridad. Entre julio y septiembre de 2015, Dinant trabajó con el CBI para poner en marcha un programa de interacción con la comunidad y un mecanismo de reclamación en las cuatro comunidades más cercanas a la planta de Bajo Aguán. Durante los próximos meses, el proceso se implementará también en otras comunidades directamente afectadas. Hasta el momento, estos esfuerzos han sido bien recibidos por las comunidades.

Foley Hoag continúa abocado a los preparativos de la investigación sobre las denuncias de actos abusivos o ilegales cometidos en el pasado por personal de seguridad de Dinant, otro de los compromisos asumidos en el Plan de Acción Reforzado. La consultora elaboró el borrador de los términos de referencia para la evaluación de las acciones pasadas de la empresa (proceso de investigación) e identificó a terceros creíbles y calificados que podrían llevarla a cabo. Foley Hoag supervisará el proceso de investigación y elaborará un resumen de las principales conclusiones y recomendaciones para su posterior difusión pública. Continuaremos suministrando información actualizada sobre los avances en este proceso.

volver al inicio

 

Avanzando en el Bajo Aguan: Análisis de CBI y BORRADOR de Propuesta - agosto de 2015

 

El Consensus Building Institute (CBI), una consultora sin fines de lucro independiente contratada por IFC, ha revisado el "proyecto hoja de ruta" (publicado originalmente en mayo 2015 ) en relación con su labor para enfocar la participación de actores interesados ​​y el potencial para una resolución de conflictos en la región del Aguán en Honduras. Los puntos de vista y sugerencias que se reflejan en la hoja de ruta se basan en esfuerzos de participación amplios e inclusivos que CBI ha llevado a cabo hasta la fecha. Como uno de los grupos asociados con este proceso, el Grupo del Banco Mundial cree que la hoja de ruta ofrece una serie de opciones creíbles, integradas y constructivas para adelantar la tarea de ayudar a abordar las causas de los conflictos en el Valle del Aguán en Honduras. El Grupo del Banco Mundial agradece a CBI, y los actores involucrados en el proceso hasta la fecha, por sus aportes y colaboración.

volver al inicio

 

Avanzando en el Bajo Aguan: Análisis de CBI y BORRADOR de Propuesta - mayo de 2015

 

 El Consensus Building Institute, una consultoría independiente sin fines de lucro contratada por IFC, ha elaborado este "proyecto hoja de ruta" en relación a su labor para enfocar la participación de actores interesados ​​y el potencial para una resolución de conflictos en la región del Aguán en Honduras. Las opiniones y sugerencias reflejadas son enteramente de CBI y se basan en la participación amplia e inclusiva de partes interesadas hasta la fecha. No necesariamente reflejan la posición oficial del Grupo Banco Mundial.

volver al inicio

 

Actualización sobre el Plan de Acción Reforzado de Dinant (borrador de consulta) – abril de 2015

 

Abril de 2015

IFC continúa colaborando estrechamente con Dinant y supervisando sus esfuerzos dirigidos a adelantar en el cumplimiento de todos los compromisos señalados en la versión preliminar del Plan de Acción Reforzado del 2 de abril de 2014. Al igual que en las actualizaciones anteriores sobre el cumplimiento de dichos compromisos, quisiéramos presentar la siguiente información sobre el estado actual del Plan de Acción Reforzado.

En los últimos meses, Dinant ha avanzado con respecto al cumplimento de las exigencias indicadas en el Plan de Acción Ambiental y Social original acordado entre la empresa e IFC, plan que sigue siendo un componente integral de la versión preliminar del Plan de Acción Reforzado. Concretamente, Dinant:

  • Ha puesto en práctica los planes de medidas correctivas derivados de las auditorías laborales y sobre la salud y la seguridad en el trabajo.
  • Ha adoptado la mayor parte de las medidas de control de la contaminación del agua y las emisiones atmosférica, pero aún se trabaja en la estabilización definitiva de las plantas y continúan las pruebas.
  • Ha recibido certificaciones verificadas en forma independiente de cumplimiento de las normas ISO 14000 y OSH 18001 en sus 14 centros de producción, convirtiéndose en la primera empresa de Honduras en obtener tales certificaciones.

Desde julio de 2014, el Consensus Building Institute (CBI) ha estado ayudando a todas las partes interesadas a visualizar de qué manera podrían abordarse y resolverse importantes cuestiones, inquietudes y oportunidades a través de una interacción constructiva e iniciativas de resolución de conflictos. Hasta ahora, personal de CBI ha realizado 10 viajes a Honduras durante los cuales se ha reunido con diversas partes interesadas: Dinant, campesinos, autoridades gubernamentales, comunidades, organizaciones no gubernamentales (ONG) locales e internacionales, etc.

Teniendo en cuenta los comentarios y opiniones recibidos de las partes interesadas, CBI ha elaborado un proyecto de"hoja de ruta" en el que se indica una posible base para el diálogo con miras a abordar cuestiones clave referidas al valle del Aguán. En síntesis, el CBI está trabajando en lo siguiente:

Una mayor interacción con la comunidad en la zona de influencia de Dinant con respecto a: a) la aplicación de los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos, b) el logro de un entendimiento común del protocolo de respuesta en situaciones de emergencia si se cree que se han producido incidentes en tierras de Dinant, c) el refuerzo de las actividades investigativas internas , y d) la adaptación de la versión preliminar del mecanismo de reclamación a la región del Aguán;

  • La identificación de posible asistencia independiente de terceros en las investigaciones penales que lleva adelante el Gobierno en el valle del Aguán y la investigación sobre la dinámica de los conflictos sobre tenencia de la tierra;
  • La formulación de una visión común con respecto al desarrollo socioeconómico en el valle del Aguán, con apoyo del Gobierno de Honduras, donantes internacionales y otras partes interesadas.

Si bien el proceso que lidera CBI puede ayudar a facilitar y promover el diálogo, los avances en estas cuestiones dependerán del liderazgo y protagonismo de muchos actores: el Gobierno de Honduras, Dinant, los campesinos, las organizaciones de la social civil y los donantes. El proyecto de hoja de ruta señala las oportunidades futuras para cada grupo de interesados, y se está distribuyendo a esos grupos para que lo revisen y formulen comentarios antes de su divulgación.

En septiembre de 2014, IFC contrató al estudio jurídico Foley Hoag, LLP como asesor externo sobre seguridad y derechos humanos. Foley Hoag funciona como la Secretaría de los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos. Dinant es la primera empresa hondureña que se ha comprometido a incorporar las prácticas de los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos en sus sistemas de gestión. Hasta ahora, el equipo de Foley Hoag ha visitado Honduras en cinco oportunidades, en las que se ha reunido con Dinant, ONG locales e internacionales, los movimientos campesinos y autoridades gubernamentales, incluidas las fuerzas de seguridad pública y la unidad especial de investigación en el Bajo Aguán.

Se sigue avanzando con respecto a la aplicación por parte de Dinant de los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos. Dinant contrató un nuevo jefe de seguridad y está en proceso de contratar nuevos contratistas de seguridad privados para todos sus centros de operaciones en Honduras. En el valle del Aguán, Dinant tiene planeado que todos los guardias de sus plantaciones sean contratados directamente por la empresa para poder aprobarlos y supervisarlos de manera más eficaz, y está muy cerca de lograr esta meta. Todo el personal de seguridad nuevo y existente se ha sometido o se está sometiendo a un proceso de aprobación y capacitación sobre los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos. Se están actualizando los manuales y protocolos de seguridad con apoyo de una firma consultora externa en temas de seguridad, y con la opinión y verificación de Foley Hoag.

Dinant ha comunicado su compromiso con los derechos humanos y las normas internacionales sobre el uso de la fuerza a las autoridades de seguridad pública del Bajo Aguán, y continuará interactuando con ellas para lograr un entendimiento mutuo sobre la manera en que ambas partes garantizarán el respeto de los derechos humanos en la región del Aguán.

Dinant organizó un foro de seguridad con 11 comunidades de la zona de Comayagua, cerca de sus centros de operación, con el objeto de realizar una evaluación del riesgo comunitario. Recientemente, también puso en práctica su mecanismo de reclamación. El mecanismo de reclamación fue dado a conocer en marzo y ya se aplica en Comayagua, como se comprobó en una visita reciente de IFC a comunidades de esa zona. Pronto se pondrán en práctica versiones regionales de este mecanismo para el valle de Leán, San Pedro Sula y el valle del Aguán, previa interacción y consultas adicionales con las partes interesadas.

Foley Hoag evaluó inicialmente los procedimientos empleados por Dinant para indagar los incidentes pasados en los que sus guardias de seguridad supuestamente hicieron uso excesivo de la fuerza. Ahora, Foley Hoag está elaborando los términos de referencia para una indagación por terceros de esos incidentes cuyo objetivo será determinar si los guardias de seguridad cumplieron las normas internacionales sobre derechos humanos y uso de la fuerza, y las exigencias internas de Dinant. Foley Hoag también se ha reunido con la unidad especial de investigación del Gobierno de Honduras en relación con la investigación penal que lleva adelante el Gobierno sobre la violencia y las muertes que se produjeron en el valle del Aguán; dicha unidad está examinando, entre otras cosas, incidentes pasados en los que supuestamente estuvieron involucrados guardias de Dinant.

IFC agradece los comentarios que se han recibido hasta ahora relativos al Plan de Acción Reforzado y a la interacción sobre esta materia con las partes interesadas. Hemos recibido comentarios de muchas de ellas y, en consulta con CBI, Foley Hoag, Dinant y otros interesados, podríamos modificar algunos elementos de dicho plan. Cualquier modificación se dará a conocer en el sitio web de IFC.

Para acceder a información actualizada más completa sobre el estado de todas las medidas, haga clic. IFC continuará publicando actualizaciones periódicas en su sitio web.

volver al inicio

 

Actualización sobre el Plan de Acción Reforzado de Dinant (borrador de consulta) – Octubre de 2014

 

Octubre de 2014

Luego de la información suministrada por IFC el 3 de julio de 2014 sobre el Plan de Acción Reforzado de Dinant, ofrecemos esta actualización.

IFC continúa trabajando estrechamente con Dinant para asegurar un progreso continuo respecto a la implementación de los compromisos asumidos por la empresa en virtud de la versión preliminar del Plan de Acción Reforzado del 2 de abril de 2014. En julio de 2014, IFC recurrió al Consensus Building Institute (CBI) para que colaborara en el análisis de los conflictos y el proceso de consulta que ayudarán a orientar y finalizar el plan.

Actualmente, CBI está contribuyendo a un ambicioso esfuerzo de participación entre diversas partes interesadas para generar un diálogo constructivo. Hasta el momento, ha enviado personal a Honduras en tres oportunidades para lograr esos objetivos. Se espera que entre octubre de 2014 y febrero de 2015 se realicen viajes para una segunda etapa de este proceso.

En septiembre de 2014, IFC también contrató la firma de abogados Foley Hoag, LLP como asesor externo sobre seguridad y derechos humanos. Especialistas de Foley Hoag ayudarán a IFC con el seguimiento del nuevo plan de gestión de seguridad de Dinant, así como de los procesos respectivos, a fin de asegurar que cumplan las normas de desempeño de IFC y se ajusten a los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos. Además, ayudarán a orientar el proceso de auditoría, en el que se analizarán incidentes anteriores que involucraron al personal de seguridad de Dinant. Para acceder a los términos de referencia de este trabajo, haga clic aquí.

Asimismo, desde la última actualización, Dinant ha completado e iniciado un proceso formal de investigación de antecedentes del personal de seguridad interno y externo. También se ha impartido a todo el personal de seguridad la capacitación que brinda el Comité Internacional de la Cruz Roja sobre el uso proporcionado de la fuerza. Se ha desarmado a los guardias de las instalaciones y plantaciones del valle del Aguán, Comayagua, San Pedro Sula y Leán. Se ha concluido el mecanismo de reclamación para abordar las quejas y las inquietudes de la comunidad y se está mejorando una versión experimental a partir de la retroalimentación con grupos de discusión comunitarios en Comayagua. El mecanismo se finalizará pronto y se implementará en toda la Corporación.

Para acceder a información actualizada más completa sobre el estado de otras medidas contempladas en la versión preliminar del Plan de Acción Reforzado, haga clic aquí.

Basándose en los comentarios de CBI, Foley Hoag y otras partes interesadas, pueden revisarse el cronograma y la secuencia de algunos elementos del Plan de Acción Reforzado. IFC continuará publicando actualizaciones periódicas en su sitio web sobre las revisiones que se hagan y los avances relacionados con la implementación del Plan de Acción Reforzado de Dinant.

volver al inicio

 

Actualización sobre el Plan de Acción Reforzado de Dinant (borrador de consulta) – 3 de julio de 2014

 

3 de julio de 2014

Tras la publicación del 8 de abril del borrador de consulta del Plan de Acción Reforzado, IFC sigue trabajando regularmente con Dinant en la implementación de sus compromisos. Actualmente, IFC está seleccionando sus propios asesores externos para que apoyen y monitoreen las acciones del plan de acción reforzado y amplíen las consultas con las distintas partes interesadas.

IFC recurrió a los servicios del Consensus Building Institute para que contribuya a fortalecer el mapeo del conflicto y el proceso de consulta para el desarrollo y la finalización del Plan de Acción Reforzado. El primer paso será determinar el interés de las distintas partes en emprender un proceso de evaluación participativa que permita desarrollar un entendimiento común sobre las bases y temas del conflicto, y los desafíos y oportunidades. Los términos de referencia de este trabajo están disponibles en.

IFC también está en proceso de contratar los servicios de un asesor externo en el área de seguridad y derechos humanos, para colaborar con IFC en el monitoreo del nuevo plan de gestión de seguridad y procedimientos del cliente que asegurará el cumplimiento con las Normas de Desempeño y garantizará una alineación con los Principios Voluntarios. Este asesor también guiará el proceso de auditoría e investigación de incidentes pasados relacionados con el personal de seguridad de Dinant. Los términos de referencia de este trabajo también serán publicados una vez que estén disponibles.

Seguiremos publicando actualizaciones periódicas en nuestro sitio web sobre el avance de la puesta en marcha del Plan de Acción Reforzado de Dinant.

volver al inicio

 

Borrador de Consulta - Plan de Acción Reforzado de Dinant

 

2 de abril 2014

Después de presentar la respuesta de la Corporación Financiera Internacional (IFC) a la auditoría de la Oficina del Asesor en Cumplimiento/Ombudsman (CAO) en relación a la inversión de IFC en la Corporación Dinant (3 de enero de 2014), IFC recibió considerable información de las partes interesadas, incluyendo su Junta de Directores y organizaciones de la sociedad civil, con respecto al Plan de Acción.

Después de tomar en cuenta esta retroalimentación, así como conversaciones adicionales con Dinant, la CAO, miembros de nuestra Junta de Directores y otros grupos interesados, hemos reforzado el Plan de Acción, que se anexa.

volver al inicio

 

Declaración de IFC sobre los próximos pasos en relación a la auditoría de la CAO sobre la inversión de IFC en la Corporación Dinant

 

21 de enero de 2014

IFC está escuchando atentamente las declaraciones y comentarios que hemos recibido desde la publicación de la auditoría de la CAO sobre nuestra inversión en la Corporación Dinant y la respuesta de IFC.

IFC lamenta profundamente la pérdida de vidas que ha resultado del conflicto en el valle del Aguán y la violencia que han sufrido todas las partes afectadas. El Grupo del Banco Mundial continúa exhortando al Gobierno de Honduras y presionando a Dinant para asegurar que los delitos señalados en la auditoría de la CAO sean investigados, y se dispongan medidas de reparación en casos donde algún delito haya sido cometido.

IFC toma muy en serio la auditoría de la CAO y sus conclusiones. IFC, en colaboración con la CAO,  continuará trabajando con Dinant para afinar y profundizar el plan de acción señalado en la respuesta de la administración de IFC. Además, informará a su Junta de Directores sobre los avances de Dinant en el cumplimiento de estas acciones. La CAO hará un seguimiento de las medidas adoptadas por IFC en respuesta a la auditoría, e informará al respecto.

IFC no ha desembolsado fondos a Dinant desde 2009, y no hará nuevos desembolsos hasta que Dinant haya cumplido los compromisos establecidos en el plan de acción, que incluyen el fortalecimiento de su trabajo con las comunidades y de las normas ambientales y sociales, y la revisión de sus prácticas de seguridad. Si Dinant no cumple estos compromisos, IFC está preparada para adoptar todas las medidas correctivas a su disposición, incluida la anulación del préstamo.

La sostenibilidad ambiental y social es un aspecto central de las actividades de IFC, y sus políticas son rigurosas. La implementación de dichas políticas debe ser igualmente rigurosa. Entendemos que su aplicación en países frágiles y afectados por conflictos es especialmente difícil y requiere mucha atención por parte de IFC, además de herramientas adecuadas para que nuestro personal pueda generar un gran impacto en términos de desarrollo en situaciones de alto riesgo.

IFC reconoce que hubo deficiencias en la manera en que se aplicaron las políticas y procedimientos ambientales y sociales en la inversión en Dinant, y acepta las recomendaciones formuladas en la auditoría de la CAO. Como se señaló en la auditoría, al considerar un proyecto, IFC debe tener una visión amplia de los riesgos en el país y el sector correspondientes. Además, tenemos que prestar más atención a las prácticas de seguridad del cliente y a su grado de preparación en situaciones de fragilidad. A medida que continúe analizando la auditoría y sus conclusiones, IFC reflexionará sobre lo que se pudo haber hecho de manera diferente y sobre cómo aplicar las lecciones aprendidas en el futuro. Nos aseguraremos de compartir estas lecciones con nuestro personal y con otras partes interesadas.

volver al inicio

 

Auditoría de la CAO sobre la inversión de IFC en la Corporación Dinant (Honduras)
IFC: DATOS BÁSICOS, enero de 2014

 

Contexto

IFC y la Corporación Dinant (Dinant) firmaron un convenio de préstamo por US$30 millones en abril de 2009 para financiar la expansión de las fábricas de bocadillos y de aceites comestibles de Dinant, con el propósito de crear oportunidades de empleo para la comunidad local y promover el crecimiento económico en Honduras. IFC desembolsó US$15 millones en noviembre de 2009, pero el  desembolso del monto restante fue suspendido tras un aumento de la violencia en el valle del Aguán, donde Dinant desarrolla operaciones. En 2012 la Oficina del Asesor en Cumplimiento/Ombudsman (CAO) de IFC inició una auditoría de la inversión de IFC después de haber recibido información sobre posibles problemas ambientales y sociales surgidos en Noviembre de 2010 en torno a la inversión en Dinant. In 2010 el entonces presidente del Grupo del Banco Mundial había recibido una carta de reclamación. Hoy la CAO ha emitido el informe de la auditoría.

Situación actual

  • Por más de 20 años, un conjunto de políticas de salvaguardia y mecanismos de rendición de cuentas sólido y eficaz ha beneficiado al Grupo del Banco Mundial, los países clientes, las partes interesadas afectadas y la comunidad del desarrollo. La CAO cumple una función fundamental para garantizar la rendición de cuentas ante los profesionales del desarrollo y la ciudadanía.

  • La dirección de IFC ha examinado detenidamente el informe de auditoría elaborado por la CAO relativo a la inversión de IFC en Dinant y toma seriamente en cuenta sus conclusiones.

  • IFC ya ha introducido varios cambios que atienden las conclusiones de la CAO. Por ejemplo, de conformidad con la versión de 2012 de la Política sobre Sostenibilidad de IFC, para determinar la categoría de riesgo de un proyecto ahora IFC toma en consideración los riesgos ambientales y sociales inherentes al sector respectivo y las particularidades del contexto local, además de los impactos específicos del proyecto.

  • Una de las prioridades estratégicas de IFC consiste en trabajar con empresas en zonas afectadas por conflictos y ayudarlas a mejorar sus políticas y prácticas.

  • Esta inversión y la decisión de IFC de continuar apoyando la operación tras la interrupción constitucional tenian el objeto de apoyar el empleo en una región volátil de Honduras donde los conflictos por la tierra se han entremezclado con la violencia relacionada con el tráfico de drogas.

  • Es importante crear empleo en Honduras, uno de los países más pobres de América Latina.

  • IFC no podría haber previsto el derrocamiento militar del presidente Zelaya en junio de 2009, hecho ocurrido casi un año después de la evaluación inicial del proyecto por IFC y dos meses después de la aprobación del préstamo, y que aumentó la violencia que continúa hasta hoy.

  • IFC no cuestiona el hecho de que la implementación de los acuerdos ambientales y sociales ha sido lenta. Las demoras se debieron, en parte, a la situación de seguridad luego de la interrupción constitucional  que impidió que los especialistas de IFC viajaran al lugar del proyecto.

  • IFC revisa y actualiza constantemente sus procedimientos y prácticas operacionales para capturar las lecciones de nuestros proyectos, incluido el de Dinant, y ha desarrollado nuevas herramientas de preselección que permiten detectar en las primeras etapas del proceso de evaluación inicial de un proyecto posibles riesgos ambientales y sociales asociados con la producción agropecuaria.

  • IFC esta comprometido a ayudar a crear las condiciones propicias para el crecimiento económico y la creación de empleo en lugares donde las condiciones son difíciles.

 

Nos entristece profundamente la pérdida de vidas como consecuencia del conflicto en el valle del Aguán. Esta situación ha afectado a las asociaciones campesinas, los guardias de seguridad, las fuerzas policiales y militares, el personal de Dinant, los periodistas y la población civil. Es muy difícil llegar al fondo de las denuncias, puesto que las investigaciones oficiales no han concluido. La CAO no emite conclusiones acerca de la veracidad de las denuncias. En su informe anual de 2012, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos de Honduras señaló la complejidad de la situación en el valle del Aguán, ya que la violencia ha afectado a todas las partes del conflicto.

 

De cara al futuro

IFC ha colaborado con Dinant en la formulación de un enérgico Plan de Acción para continuar atendiendo las conclusiones del informe de la CAO. El Plan de Acción comprende las siguientes medidas:

  • De conformidad con su compromiso y con sus esfuerzos para mejorar la interacción con la comunidad, Dinant continuará colaborando con las autoridades pertinentes para investigar todas las denuncias plausibles con relación a actos abusivos o ilegales que pudiesen haber sido cometidos por su personal de seguridad contra las comunidades o las partes interesadas en la zona del Aguán y adoptar medidas para evitar que vuelvan a ocurrir, en caso de que se compruebe la veracidad de las denuncias.

  • Según corresponda, Dinant también remitirá esas denuncias a las autoridades competentes y, sobre la base de sus conclusiones, evaluará la posibilidad de adoptar medidas de reparación para las partes afectadas.

  • Dinant formulará un proceso más exhaustivo de investigación de antecedentes del personal de segurida.

  • Dinant brindará capacitación a su personal de seguridad y a los guardias contratados sobre los nuevos protocolos de seguridad en los que se defina y aclara el uso apropiado de la fuerza, a fin de garantizar que todos comprendan sus procedimientos.

  • Dinant pondrá en marcha un mecanismo de reclamación para abordar las querellas y las inquietudes de la comunidad y brindarles respuesta de manera coherente y oportuna, prestando atención a las necesidades particulares de cada una de las comunidades en las que trabaja.

 

Además, las siguientes medidas ya están en curso:

  • Dinant contrató un consultor especializado en seguridad y derechos humanos, que ha brindado amplia capacitación sobre seguridad al equipo gerencial de la empresa. Dinant está en proceso de adoptar nuevos protocolos de seguridad en los que se define y aclara el uso adecuado de la fuerza.

  • La empresa de seguridad contratada por Dinant ha aceptado formalmente cumplir los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos. Es la primera vez que esto ocurre en Honduras.

  • Los gerentes de Dinant han recibido capacitación intensiva sobre los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos.

  • Dinant ha elaborado una política sobre derechos humanos que se ajusta a los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos.

  • La gerencia de Dinant se ha reunido con diversas partes interesadas para analizar cuestiones relativas a la seguridad. Entre dichos interesados figuran representantes de las fuerzas de seguridad públicas de Honduras, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos y representantes de la Unión Europea, la embajada de Estados Unidos y organizaciones no gubernamentales (ONG).

  • Siguiendo las recomendaciones de IFC, Dinant ha contratado consultores con amplia experiencia en relaciones con las comunidades para que elaboren un estudio de referencia exhaustivo sobre las condiciones socioeconómicas de las 43 comunidades que habitan en las inmediaciones de sus establecimientos. Se espera iniciar este estudio en enero de 2014.

  • IFC continuará controlando y supervisando la ejecución del Plan de Acción Ambiental y Social de Dinant a través de conversaciones bimensuales y, en este sentido, considerará la posibilidad de obtener apoyo adicional de expertos externos.

  • IFC examinará y, si es necesario, fortalecerá, sus políticas y prácticas para la gestión de los riesgos ambientales y sociales en zonas frágiles y afectadas por conflictos.

  • IFCanalizará su propia experiencia y la de otras instituciones financieras de desarrollo en lo que respecta a la utilización de fuerzas de seguridad por parte de los clientes en situaciones de muy alto riesgo.

 

La dirección de IFC se ha comprometido a controlar la ejecución del Plan de Acción Ambiental y Social de Dinant y del Plan de Acción indicado en la respuesta de la dirección de IFC a la auditoría de la CAO. Si Dinant no cumple sus obligaciones en el marco de estos planes, la direcciٗón de IFC se reserva el derecho de aplicar todos los remedios que estén a su disposición, incluida la anulación de esta inversión y el reembolso acelerado del préstamo.

 

volver al inicio

 

Declaración del Vicepresidente Ejecutivo y Director General de IFC, Jin-Yong Cai

Re: Informe de auditoría de CAO con fecha 20 de diciembre de 2013 con respecto a la inversión de IFC en Corporación Dinant S.A. de C.V.

 

IFC está comprometido con ejecutar los proyectos que financía de una manera ambiental y socialmente responsable. Hemos revisado cuidadosamente el informe de auditoría llevado a cabo por la CAO en relación a la inversión de IFC en la Corporación Dinant S.A. de C.V. Esta auditoría, asi como otros informes de la CAO, puede ayudar a mejorar nuestra capacidad para manejar riesgos ambientales y sociales, especialmente en países que enfrentan situaciones de conflicto y fragilidad.

Hemos trabajando con Dinant para mejorar las políticas y prácticas de la empresa. Continuaremos monitoreando la implementación del Plan de Acción Ambiental y Social y fortaleciendo nuestros procedimientos en relación a riesgos ambientales y sociales en regiones frágiles y afectadas por conflictos. Se han identificado medidas adicionales que Dinant llevará a cabo con el apoyo de IFC, y monitorearemos su implementación.

Realizar actividades en estados frágiles y en situaciones de conflicto es un reto por las multiples limitaciones y la escasez de recursos y capacidad. Sin embargo, IFC puede promover el desarrollo sostenible y tener un impacto positivo a través de nuestras operaciones en estas regiones. IFC mantiene el compromiso de ayudar a crear las condiciones para el crecimiento económico y la creación de empleos en estas regiones para beneficiar a la población afectada por la pobreza.

volver al inicio

 

Respuesta de gerencia de IFC a la auditoría de CAO

 

3 de enero de 2014

Señora Meg Taylor
Oficina del Asesor en Cumplimiento/Ombudsman
Corporación Financiera Internacional
2121 Pennsylvania Avenue NW,
Washington, DC 20433

Estimada Sra. Taylor:

Gracias por compartir el informe de auditoría de la CAO fechado el 20 de diciembre de 2013 y referido a la inversión de IFC en la Corporación Dinant S. A. de C. V. (de aquí en adelante denominada “Dinant”), en Honduras. IFC está comprometido con ejecutar los proyectos que financia de una manera ambiental y socialmente responsable. Aunque no estamos de acuerdo con algunas de las conclusiones del informe, reconocemos que las auditorías de la CAO contribuyen a consolidar nuestras políticas y procedimientos y permiten fortalecer la gestión de los riesgos ambientales y sociales, incluso en los estados frágiles y afectados por conflictos. Las enseñanzas de este informe pueden ayudarnos a mejorar nuestras prácticas a medida que intensifiquemos nuestra labor en zonas frágiles y afectadas por conflictos, donde podemos desempeñar una función importante contribuyendo a que las empresas generen las condiciones necesarias para el crecimiento económico y la creación de empleo.

Creemos que las principales conclusiones del informe de la CAO se refieren al modo en que IFC analiza los riesgos contextuales generales durante el proceso de evaluación inicial de un proyecto, así como los riesgos vinculados con la interacción entre las fuerzas de seguridad de la empresa y las comunidades. Consideramos que algunas de estas cuestiones se han abordado en la actualización del Marco de Sostenibilidad de IFC en el2012. Por ejemplo, de conformidad con la Política sobre Sostenibilidad de 2012, para determinar la categoría de riesgo de un proyecto tendremos en cuenta los riesgos ambientales y sociales inherentes al sector respectivo, así como la ubicación del proyecto. Creemos que si hoy se solicitara financiamiento para un proyecto similar, muy probablemente sería calificado de alto riesgo.

Por otro lado, examinamos y actualizamos de manera continua nuestras prácticas y procedimientos operacionales para reflejar las enseñanzas extraídas de nuestros proyectos, incluido el de Dinant. Por ejemplo, hemos elaborado nuevas herramientas de preselección que permiten detectar en las primeras etapas del proceso inicial de evaluación los posibles riesgos ambientales y sociales asociados con la producción agropecuaria.

Asimismo, IFC ha adherido a los Principios para una Inversión Agrícola Responsable (elaborados por la FAO, el FIDA, la UNCTAD y el Grupo Banco Mundial), que comprometen a respaldar prácticas que protejan el medio ambiente y las comunidades locales, respetetar las leyes y los derechos sobre la tierra vigentes en el lugar y contribuir a la seguridad alimentaria. Continuaremos aprendiendo de los proyectos que desarrollamos en el sector agroindustrial a fin de fortalecer nuestras normas y nuestro proceso de ejecución.

 

Riesgos y contexto del proyecto

En el momento de la evaluación inicial del proyecto, en 2008, IFC consideró que los riesgos asociados con la ampliación de las plantas procesadoras existentes de Dinant eran limitados y manejables con un Plan de Acción Ambiental y Social adecuado, tal como establecían las políticas y prácticas de IFC en aquel momento. El asesor jurídico local confirmó que Dinant poseía títulos de propiedad legítimos sobre todas sus fincas. No había indicios de reclamaciones por las tierras en el sistema legal ni en ningún otro sitio. Otras instituciones financieras internacionales habían realizado sus propios procesos de diligencia debida antes que IFC y habían obtenido la aprobación de sus respectivos directorios.

En junio de 2009, casi un año después de la evaluación inicial de IFC, el golpe de estado contra el presidente Zelaya - un hecho que IFC no podría haber previsto - desató el malestar social en todo el país y revivió el impulso por la redistribución de la tierra en el valle del Aguán. La conmoción política resultante socavó la ley y el orden y exacerbó el tráfico de drogas y armas en la zona. Sin embargo, IFC decidió continuar con la operación y trabajar con Dinant para lidiar con las nuevas circunstancias, significativamente distintas, y mejorar sus políticas y prácticas, en particular respecto de la seguridad y la interacción con la comunidad, en un esfuerzo por hacer frente a la situación volátil en torno a la seguridad.

volver al inicio

 

 

Medidas adoptadas por IFC y el cliente

IFC ha trabajado junto con Dinant para identificar y poner en práctica medidas para evitar enfrentamientos armados, y se ha comunicado en varias ocasiones con el presidente Lobo para respaldar una resolución pacífica del conflicto por la tierra en el valle del Aguán. El nuevo Gobierno de Honduras instó a iniciar negociaciones entre las organizaciones de campesinos y los terratenientes para calmar las tensiones sociales y encontrar una solución a las disputas por las tierras. A fines del 2012, Dinant vendió voluntariamente al Gobierno hondureño casi 4000 hectáreas de sus fincas ocupadas, con el objetivo de facilitar la resolución de las reclamaciones de las organizaciones campesinas. Dinant transfirió sus títulos de propiedad legales al Gobierno y recibió una compensación.

En diciembre de 2010, en respuesta a la rápida evolución en las circunstancias en el valle del Aguan, IFC solicitó a Dinant que contratara un consultor internacional especializado en seguridad y derechos humanos, que viajó a Honduras para evaluar el programa de seguridad de la empresa y definió luego un plan de acción que se correspondía con los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos. La gerencia de IFC visitó Honduras varias veces a partir de enero de 2011. Asimismo, nuestros especialistas en cuestiones ambientales y sociales intensificaron su supervisión tan pronto fue posible mediante visitas en el 2011, 2012 y en dos ocasiones en el 2013. IFC recomendó también que se contratara un consultor para supervisar la implementación del Plan de Acción Ambiental y Social y ayudar a la empresa a conformar y manejar un equipo de empleados internos y consultores especializados. Con el apoyo de los consultores y de IFC, Dinant ha logrado avances significativos. A continuación se reseñan las medidas adoptadas con el apoyo, la guía y el seguimiento activo de IFC, dirigidas a mejorar los resultados obtenidos con el Plan de Acción Ambiental y Social de Dinant. Varias de estas medidas abordan también algunas de las conclusiones señaladas en el informe de la CAO.

 

Medidas adoptadas hasta el momento

Seguridad

  • Respondiendo al pedido de IFC, Dinant contrató un consultor especializado en seguridad y derechos humanos, que ha brindado amplia capacitación sobre seguridad al equipo gerencial de la empresa.
  • Dinant está en proceso de adoptar nuevos protocolos de seguridad en los que se define y aclara el uso adecuado de la fuerza. La empresa de seguridad contratada por Dinant ha adherido formalmente a los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos. Es la primera vez que esto ocurre en Honduras.
  • Los gerentes de las principales fincas y establecimientos de Dinant han realizado evaluaciones detalladas de los riesgos que incluyen medidas de mitigación específicas. Asimismo, han recibido capacitación intensiva sobre los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos.
  • Dinant ha elaborado y difundido una política sobre derechos humanos que se ajusta a los Principios Voluntarios de Seguridad y Derechos Humanos.
  • La gerencia de Dinant se ha reunido con diversas partes interesadas para analizar cuestiones relativas a la seguridad. Entre dichos interesados, figuran miembros de las fuerzas de seguridad públicas de Honduras, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, representantes de la Unión Europea, la embajada de Estados Unidos y organizaciones no gubernamentales (ONG).

 

Interacción con las partes interesadas, evaluación social y desarrollo de la comunidad

  • Siguiendo las recomendaciones de IFC, Dinant ha contratado consultores con amplia experiencia en interacción con la comunidad para que elaboren un estudio de referencia exhaustivo sobre las partes interesadas y las condiciones socioeconómicas de las comunidades que habitan en las inmediaciones de sus establecimientos. Se espera poner en marcha este estudio en 43 comunidades en enero de 2014.
  • El objetivo es comprender mejor las cuestiones que afectan actualmente a las comunidades y aportar a la estrategia y coordinación de los programas de responsabilidad social empresaria con los que ya cuenta Dinant, como el financiamiento para maestros, clínicas y programas de conservación.

 

Gestión ambiental y social

  • De conformidad con el Plan de Acción Ambiental y Social, Dinant ha realizado una auditoría laboral y ha comenzado a poner en práctica un plan de medidas correctivas que se centra en lograr avances en las condiciones laborales, la salud en el trabajo, la seguridad y la prevención de incendios. La empresa está invirtiendo para mejorar aspectos del procesamiento, como el tratamiento de aguas residuales, los controles de las emisiones atmosféricas de las calderas, y medidas de higiene y seguridad en el trabajo.
  • Con la ayuda de los consultores externos y el compromiso de importantes recursos internos, Dinant ha encarado una evaluación exhaustiva de sus procedimientos y su capacidad de gestión en la esfera del medio ambiente, la salud y la seguridad, y en la actualidad está elaborando los planes y procedimientos requeridos para obtener la certificación de las normas internacionales ISO 14001 y OHSAS 18000. Se espera que complete el proceso de certificación de todas sus actividades de manufactura y distribución en 2014.
  • Dinant ha realizado un diagnóstico inicial de sus actividades de producción de aceite de palma a fin de cumplir con los requisitos para la certificación de la Mesa Redonda de Aceite de Palma Sostenible, que promueve la producción sostenible del aceite de palma. Como parte de sus esfuerzos por cumplir con los criterios de certificación y mejorar su desempeño ambiental y social, Dinant está movilizando financiamiento para realizar las modificaciones que le permitan intensificar el control de la contaminación en sus molinos aceiteros. Esto permitirá reducir significativamente las emisiones atmosféricas y las descargas de efluentes industriales.

 

De cara al futuro

Continuaremos controlando y supervisando la ejecución del Plan de Acción Ambiental y Social de Dinant a través de conversaciones bimensuales y, en este sentido, consideraremos la posibilidad de obtener apoyo adicional de expertos externos. Asimismo, buscaremos que Dinant acepte encarar las siguientes medidas en los próximos 12 meses, con el apoyo y la orientación de IFC, a fin de continuar abordando las conclusiones del informe de la CAO. Ajustaremos las medidas y el cronograma correspondiente en función de cómo se desarrollen los acontecimientos.

volver al inicio

 

Plan de acción

 

Medida Organismo responsable Plazo previsto
De conformidad con su compromiso y con los esfuerzos que ha emprendido para mejorar la interacción con la comunidad, Dinant continuará colaborando con las autoridades pertinentes para investigar todas las denuncias plausibles de actos abusivos o ilegales cometidos por su personal de seguridad contra las comunidades o las partes interesadas en la zona del Aguán y adoptar medidas para evitar que vuelvan ocurrir, en caso de que se compruebe la veracidad de las denuncias. Según corresponda, Dinant también remitirá esas denuncias a las autoridades competentes y, sobre la base de sus conclusiones, evaluará la posibilidad de adoptar medidas de reparación para las partes afectadas. Dinant se ocupará de la implementación, con la orientación de IFC. Se establece como meta un plazo de 12 meses, con un máximo de 24 meses para su finalización.
Dinant formulará un proceso más exhaustivo de investigación de antecedentes del personal de seguridad. Dinant se ocupará de la implementación. IFC lo supervisará y controlará. Se establece como meta un plazo de 3 meses, con un máximo de 12 meses para su finalización. Cada tres meses se deberán presentar informes de situación ante la gerencia y la CAO.
Dinant brindará capacitación a su personal de seguridad y a los guardias contratados sobre los nuevos protocolos de seguridad en los que se define y aclara el uso adecuado de la fuerza, a fin de garantizar que todos comprendan sus procedimientos. Dinant se ocupará de la implementación. IFC lo supervisará y controlará. Se establece como meta un plazo de 3 meses, con un máximo de 12 meses para su finalización. Cada tres meses se deberá presentar informes de situación ante la gerencia y la CAO.
Dinant pondrá en marcha un mecanismo de reclamación para abordar las quejas y las inquietudes de la comunidad y brindarles respuesta de manera coherente y oportuna, prestando atención a las necesidades particulares de cada una de las comunidades en las que trabaja. Dinant se ocupará de la implementación. IFC lo supervisará y controlará. Se establece como meta un plazo de 3 meses, con un máximo de 12 meses para su finalización. Cada tres meses se deberá presentar informes de situación ante la gerencia y la CAO, a la espera de que se produzcan acontecimientos políticos positivos y se logre una seguridad adecuada sobre el terreno.
IFC examinará y, si es necesario, fortalecerá, su enfoque para la gestión de los riesgos ambientales y sociales en zonas frágiles y afectadas por conflictos. En particular, analizará su propia experiencia y la de otras instituciones financieras de desarrollo en lo que respecta a la utilización de fuerzas de seguridad por parte de los clientes en situaciones de muy alto riesgo. IFC lo analizará y modificará según sea necesario. IFC informará cada seis meses al presidente del Banco Mundial y de IFC, al vicepresidente ejecutivo de IFC y a la CAO sobre los avances respecto de estas medidas. Se espera completar esta medida dentro de los próximos 12 meses.

 

Atentamente,

 

Oscar Chemerinski
Director
Departamento de Manufacturas, Agroindustrias
y Servicios
África al sur del Sahara, América Latina
y el Caribe
Morgan Landy
Director
Departamento Social, de Medio Ambiente
y Gobierno Corporativa
 

 

volver al inicio