Share this page

Por Mónica De León

CIUDAD DE PANAMÁ (Panamá). En Talamanca, una región de Costa Rica cercana a la frontera con Panamá, Demetrio Layan, miembro de la comunidad indígena bribri, trabaja en su finca agrícola de 2 hectáreas. En su comunidad cultivan y cosechan bananas que luego se convertirán en puré y se exportarán a empresas alimentarias de todo el mundo.

Hasta hace unos años, Layan y los productores de la comunidad cosechaban bananas para su consumo propio y para alimentar al ganado. Eso cambió cuando comenzaron a trabajar con Paradise Ingredients, una empresa con sede en Costa Rica que obtiene el 100 % de las bananas que utiliza de las comunidades locales. La compañía procesa estas frutas para generar 47 000 toneladas de papilla para bebés, jugos, productos lácteos y mezclas para cócteles que envía cada año a Australia, China, Europa, Japón, Nueva Zelandia, Rusia, Sudamérica y Estados Unidos.

La finca comunitaria es un elemento crucial de la cadena de suministro de la empresa productora de alimentos Paradise Ingredients. Para Layan y los productores de su comunidad, es también algo más: un lugar donde las familias trabajan juntas, preservando el medio ambiente.

"Amamos nuestra tierra y lo que hacemos, y nos llena de orgullo continuar la labor de nuestros ancestros en la protección del medio ambiente, porque este es nuestro legado a las próximas generaciones", afirmó Layan.

Banana producers from Talamanca, Costa Rica, are a crucial part of Paradise Ingredients’ supply chain.
Los productores de bananas de Talamanca (Costa Rica) son una parte fundamental de la cadena de suministro de Paradise Ingredients.

La evolución de esta finca, que pasó de producir localmente a integrarse a una cadena de suministro internacional, no se dio por casualidad. Paradise Ingredients fue adquirida en 2016 por Central American Small and Medium Enterprise Investment Fund (CASEIF), un cliente de la Corporación Financiera Internacional (IFC) que apoya el crecimiento y la expansión de pequeñas empresas de esta subregión. Con el financiamiento y el apoyo operacional de CASEIF, Paradise Ingredients se ha convertido en la principal procesadora de banana de la región.

Si bien algunas compañías internacionales de capital privado tienen la reputación de buscar principalmente el rendimiento, en este pequeño rincón de América Central existe un modelo distinto. Este modelo, que se encuentra con mayor frecuencia en las inversiones de capital privado en mercados emergentes, combina el financiamiento en forma de capital accionario, la gobernanza activa y el apoyo operativo y de gestión.

"La clave del éxito de las operaciones de capital privado en los mercados emergentes radica en que el administrador del fondo sea un inversionista activo", dijo Andrea Onate, oficial senior de Inversiones en Capital Privado de IFC. "El fondo debe proporcionar algo más que capital. Debe elaborar, promover y monitorear planes de creación de valor que ayuden a las empresas a crecer de manera sostenible y a convertirse en líderes del mercado".

Un apetito por el crecimiento

Tras la alianza con CASEIF, Paradise Ingredients introdujo cambios en sus niveles directivos, realizó inversiones importantes para actualizar sus equipos, y estandarizó y optimizó sus procesos de producción. La empresa también reconoció la importancia de trabajar en estrecha colaboración con los pequeños productores de bananas a fin de que suministren la materia prima que necesita para producir puré. Estas mejoras dieron lugar a un aumento del 12,5 % en la producción. Paradise Ingredients también ha lanzado nuevas líneas de productos con las que abastece a marcas como Coca Cola, PepsiCo, Gerber y Nestlé.

"Paradise nos ha hecho cambiar la forma en que abordamos la producción, para mejorarla", dijo Jorge Oruno, dirigente de la Asociación de Productores Orgánicos de Talamanca (UCANEHÜ), que congrega a más de 200 agricultores locales y más de 1500 familias.

El capital privado es una fuerza importante en los mercados financieros, que representa inversiones por un valor cercano a los USD 800 000 millones anuales en todo el mundo. Pero solo el 12,7 % de ese monto llega a los mercados emergentes.

IFC estima que el 75 % de las pequeñas empresas de América Latina y el Caribe carecen de acceso al financiamiento. Eso significa que esta importante fuente de capital no se está invirtiendo donde más se necesita. Esto es aún más relevante en el contexto de la COVID-19, porque las pequeñas empresas necesitan liquidez para seguir operando y proteger los puestos de trabajo, al tiempo que buscan formas nuevas y más rápidas de adaptarse.

"Recuperar el dinamismo de las empresas"

"CASEIF se involucra en la gobernanza de las empresas en las que invierte, tanto en las juntas directivas como en los comités ejecutivos y de operaciones", dijo Hugo Chaves, director de Inversiones de CASEIF y actual director general de Paradise Ingredients. Otro eje clave del trabajo del fondo consiste en ayudar a las empresas a obtener certificaciones en estándares internacionales de gestión de la calidad, como los establecidos por la Organización Internacional de Normalización.

"Por supuesto, nos fijamos en el rendimiento, pero ese es uno de los varios aspectos que contemplamos cuando evaluamos nuestra cartera. La prioridad es dejar empresas más sólidas y profesionales", dijo Chaves. "La pandemia nos ha dado una visión más amplia sobre el tipo de inversiones en las que deberemos centrarnos en las colocaciones futuras. Buscamos convertirnos en un fondo de reactivación post-COVID, aprovechando nuestra experiencia en el desarrollo de empresas sólidas y resilientes para que puedan superar situaciones similares. Nuestro objetivo es recuperar el dinamismo de las empresas y ayudarlas a volver a poner en marcha la rueda".

La compañía diversificó sus operaciones tras una inversión adicional de USD 20 millones en 2019, que la ayudó a lanzar su línea de mezclas de frutas naturales para cócteles. Con esto se crearon más de 100 empleos directos e indirectos, una gran ayuda para la economía local.

Sembrando resultados para el desarrollo

CASEIF se interesó por el potencial técnico, humano y de capacidad operativa de Paradise Ingredients para seguir desarrollando el negocio. Para la empresa, la inyección de capital privado de CASEIF generó nuevas oportunidades de negocio para sus proveedores de bananas y de otras frutas, empleos estables para la comunidad y oportunidades de desarrollo profesional para sus empleados, quienes además reciben capacitación continua y rigurosa para garantizar la elaboración de productos de alta calidad. El apoyo a la igualdad de género también ha sido fundamental para Paradise Ingredients desde que fue adquirida por CASEIF. Hoy en día, el 50 % de la fuerza laboral de la empresa está compuesta por mujeres, quienes también ocupan más de la mitad de los puestos gerenciales. Asimismo, la empresa cuenta ahora con políticas operativas más sólidas y ofrece más prestaciones de salud para el personal.

Paradise Ingredients también ha apoyado el crecimiento de los productores orgánicos costarricenses mediante actividades de capacitación sobre el manejo de los cultivos en las que se respetan las prácticas ancestrales de la comunidad, que cultiva bananas sin productos químicos. Esto ha dado lugar a un enfoque más sostenible y climáticamente inteligente que ha ayudado a los agricultores a aumentar la producción.

Albertina Hernández, agricultora de Talamanca, logró aumentar su producción de 200 kilos a 1000 kilos de bananas al año. Esta productora veterana, que cultiva esta fruta desde hace 20 años, afirma que las mejoras transformaron su negocio.

"Antes, ni siquiera sabíamos deshojar", dijo Hernández. "Ahora realmente sabemos cómo administrar la finca".

Publicado en noviembre de 2020.