Share this page

Por Darcy Crowe

MEDELLÍN, Colombia – Los comerciantes minoristas latinoamericanos se están moviendo para reestructurar sus plataformas de ventas en línea ya que el tráfico en sus tiendas se ha evaporado bajo los estrictos confinamientos, desde Santiago hasta Ciudad de México, en respuesta a la pandemia de COVID-19.

Este cambio rápido en las plataformas en línea ha transformado radicalmente las cadenas de suministro de algunos de los mayores comerciantes minoristas y los ha forzado a ser más ágiles a medida que aumentan sus ventas en línea, que son ahora el principal salvavidas bajo el torbellino económico que ha cerrado sus almacenes, de acuerdo con las asociaciones comerciales.

Liftit, una empresa localizada en Bogotá que tiene 3 años de existencia, está trabajando con algunos de estos minoristas a medida que navegan los impactos creados por la pandemia. Con una plataforma tecnológica que conecta a los conductores de los camiones con las compañías que necesitan la entrega de carga (similar a una aplicación de servicio de transporte), está ayudando a que los clientes, que van desde puntos de venta de muebles en Colombia hasta tiendas de frutas y verduras frescas en Brasil, actualicen sus cadenas de suministro para cumplir las exigencias de las ventas en línea en tiempo real.

“Si grandes minoristas necesitan 50 camiones en un plazo de 24 horas, no es algo con lo que un agente intermediario pueda cumplir, pero nuestra plataforma tecnológica está diseñada para esto”, expresó en una entrevista Brian York, CEO y cofundador de Liftit.

Liftit’s platform can help retailers secure delivery trucks on short notice.
La plataforma de Liftit puede ayudar a los comerciantes minoristas a obtener camiones para la entrega de carga en poco tiempo.

Esta agilidad es especialmente crítica en América Latina, donde los agentes del transporte en camión siguen apoyándose en sistemas ineficientes, en algunos casos planillas de papel diligenciadas a mano o grupos de WhatsApp para conectarse con los conductores, para hacer frente a grandes clientes con flotillas de camiones que representan un enlace crucial en las cadenas de suministro de la región.

En países tales como México y Colombia, más del 70 por ciento de los conductores de camiones son independientes y dependen de agentes de transporte (en calidad de terceros) que los conectan con los clientes. Este sistema carece de transparencia en los precios, con grandes fluctuaciones tarifarias incluso para las mismas rutas, y no tienen la tecnología necesaria en operación para responder a las demandas de envíos en tiempo real.

La falta de cambios tecnológicos en el sector de la logística y las tarifas de transporte, que son mucho más altas que en otras regiones, siguen siendo un cuello de botella persistente en América Latina que afecta negativamente el comercio y el crecimiento del sector privado, dicen los expertos. Las alteraciones generadas por la pandemia de COVID-19 han hecho que ello sea objeto de un análisis más cuidadoso a medida que los minoristas se mueven para abastecer a una población que está mayoritariamente confinada y porque el tráfico peatonal ha desaparecido.

Liftit’s platform connects truck drivers with companies that need cargo delivered.
La plataforma de Liftit conecta a los conductores de camiones con las compañías que necesitan la entrega de carga.

Desde que la crisis se inició, dijo York, “hemos visto a minoristas cuyas ventas básicamente cayeron a nivel cero en pocos días y necesitaban ampliarse rápidamente cuando empezaron a hacer ventas en línea. Nuestro modelo de negocio es ideal para dar respuesta a estos cambios rápidos”.

York añadió que la pandemia está forzando a muchos minoristas a invertir más en sus plataformas de ventas en línea, lo que podría contribuir a apoyar el comercio electrónico en América Latina en los años venideros.

La pandemia de COVID-19, que según el Banco Mundial se espera que lleve a las economías a caer un 4.6 por ciento este año en América Latina y el Caribe, también está forzando a Liftit a entrar con rapidez en nuevos sectores.

“Hay algunas industrias que tienen una necesidad muy importante de camiones, como el sector de alimentos y el sector farmacéutico, y nosotros estamos ajustando los roles de nuestro personal cada hora. Uno de nuestros cofundadores, en conjunto con los gerentes de ventas, está entrenando virtualmente a conductores de camiones en tiempo real acerca de cómo manejar la entrega de alimentos, y los mismos conductores de camiones se están comunicando para ver cómo pueden ayudar en esta crisis”, dijo York.

With more investment in online sales platforms, e-commerce could grow in Latin America.
Con una mayor inversión en plataformas de ventas en línea, podría crecer el comercio electrónico en América Latina.

Los conductores de camiones de Liftit están conduciendo en carreteras desoladas en Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y México. Ellos dicen que las calles desocupadas son un claro aviso de qué tan esenciales se han vuelto sus trabajos.

“Estoy haciendo lo mejor que puedo para hacer mi aporte y ayudar, dijo Carlos Velandia, un conductor de camión de Liftit en Bogotá. “Sabemos que es riesgoso y estoy tomando precauciones”.

La compañía está proporcionando a los conductores mascarillas, guantes y desinfectantes de manos; los está entrenado acerca de todas las medidas preventivas necesarias tales como bañarse y cambiarse de ropa inmediatamente después de llegar a sus casas del trabajo.

“Estoy muy orgulloso porque estamos haciendo nuestra parte en esta situación”, dijo Velandia.

Publicado en abril de 2020