Share this page

¿Qué tienen en común las compañías de comercio electrónico, los fabricantes, las cadenas de supermercados y los minoristas líderes de Latinoamérica?

Todos ellos dependen de los conductores de camiones que pueden entregar mercancías en la región de manera confiable, eficiente y rentable. Los elevados costos logísticos, sin embargo, suelen dificultar esto e implican un problema para toda la región de Latinoamérica. Las prohibitivas tasas de envío se ven incrementadas por los desafíos adicionales que afectan al transporte interurbano: un mercado informal en el que los conductores no suelen ser pagados de manera transparente y puntual, así como una falta de innovación técnica que impide el progreso. Como resultado, la productividad y el desarrollo económico se han visto perjudicados.

Liftit, una compañía tecnológica con dos años de existencia y sede en Latinoamérica que conecta a los conductores de camiones con las compañías que necesitan recibir mercancías, ha comenzado a resolver estos desafíos, considerados hasta ahora como intratables. Liftit, que usa un modelo similar al de las aplicaciones de movilidad a través de la contratación de conductores adaptado a los camiones, ayuda a compañías de Colombia y México a reducir sus costos de envío en aproximadamente un 25 porciento. Los conductores de Liftit pueden encontrar trabajo con más facilidad que antes, recibir los pagos de manera puntual y obtener adelantos por gastos clave.

La reciente inversión de capital de 2,8 millones de dólares de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés) permitirá a Liftit automatizar y optimar el proceso de envío. La financiación también potenciará el lanzamiento de la empresa en otros países latinoamericanos como Argentina, Brasil y Chile.

Reducir los costos de envío es esencial para los países de América Latina, en los cuales la logística puede representar hasta el 15 por ciento del costo de un producto.

Avance hacia el crecimiento y la seguridad

El objetivo de Liftit es mejorar las operaciones de compañías y minoristas en Latinoamérica, donde la falta de tecnología en el sector logístico obstaculiza el comercio y limita el flujo de productos y servicios.  Reducir los costos de envío es esencial para los países de esta región, en la que la logística puede representar hasta el 15 por ciento del costo de un producto. Esta cifra supone casi el doble que las tasas equivalentes existentes en Estados Unidos y en Europa occidental.

Asimismo, Liftit también se centra en mejorar las vidas y el sustento de sus conductores, quienes tradicionalmente sufrían altos niveles inestabilidad laboral. En México y Colombia, más del 70 por ciento de los conductores de camiones son trabajadores independientes y necesitan de agentes de transporte externos para entrar en contacto con los clientes. Este sistema carece de transparencia de tarifas y presenta grandes fluctuaciones de precios (incluso para las mismas rutas) y numerosos intermediarios que se reparten las ganancias. Este sistema arcaico provoca la subutilización de los camiones, que están vacíos en promedio el 50 por ciento del tiempo. Como no se paga a los conductores a menos que transporten mercancías, la estabilidad laboral es baja y, como es de esperar, se suele cambiar de conductor con mucha frecuencia.

Liftit ha reducido esta pérdida de conductores al 1 por ciento mediante incentivos, como descuentos en neumáticos y adelantos para adquirir gasolina (el combustible suele representar la mayor parte de los costos de los conductores y las fluctuaciones de precio pueden sobrecargar el capital de trabajo). Los conductores de Liftit también tienen acceso a herramientas internas de la aplicación y reciben alertas sobre zonas de carga prohibidas, por lo que se evitan multas innecesarias. La compañía desarrolla una lista de mejores prácticas, lo que ayudará a profesionalizar a los conductores de camiones.

Los conductores de Liftit que no posean cuentas bancarias se beneficiarán del acceso a productos financieros digitales mediante determinadas asociaciones que se desarrollan con bancos comerciales privados. Esto hará que dichos empleados pasen al sistema económico formal, donde tendrán acceso al crédito.

Liftit ofrece a los conductores de camiones descuentos en neumáticos y adelantos para adquirir gasolina. Ellos también reciben alertas sobre zonas de carga prohibidas, evitando multas innecesarias.

Mejora de la competencia del mercado

Al ilustrar la viabilidad comercial de una plataforma logística sin un gran capital, se espera que Liftit ayude a reducir los costos de logística del mercado. Liftit también puede estimular una mejora de las capacidades tecnológicas de todo el sector; de no ser así, las compañías tradicionales se arriesgan a perder su participación en el mercado.

Mejoras como esta se extenderán por toda la región de Latinoamérica, donde las carreteras son el principal modo de transporte de mercancías. En Colombia, por ejemplo, más del 72 por ciento de las mercancías nacionales se transportan mediante redes de carreteras, frente a un 27 por ciento que se transporta en tren. Las cifras equivalentes de México son de 75 por ciento y 25 por ciento para el transporte por carretera y tren/transporte marítimo, respectivamente.

Actualmente, Liftit opera en todas las grandes ciudades de Colombia, incluidas Bogotá, Bucaramanga, Cali, Cartagena y Medellín. Juntas representan de más del 65 por ciento del PIB del país. El lanzamiento del año pasado en Ciudad de México dará paso a una expansión a Guadalajara y Monterrey. Además de a sus conductores, Liftit emplea actualmente a más de 200 personas, de la cuales más de un tercio son mujeres.

Desde principios de la década de los 90, IFC ha contribuido con inversiones y servicios de asesoramiento para desarrollar los sectores de transporte clave de Colombia. Además de un programa de concesiones viales de cuarta generación, conocidas como 4G, de varios miles de millones de dólares, cuyo objetivo es ayudar a rehabilitar y desarrollar miles de kilómetros de carreteras en las arterias de comunicación más importantes, IFC ha realizado inversiones en puertos, aerolíneas y aeropuertos. También ha desempeñado un papel importante en el sector del transporte de México, especialmente con varias inversiones considerables en puertos.

Siga la conversación: #IFCimpact

Publicado en abril de 2019